Saltar al contenido
MTB, las mejores bicis y noticias de mountain bike

Sram presenta el Eagle AXS, el grupo electrónico para mtb

Por fin ha llegado. Sram se ha puesto las pilas y ha presentado su primera transmisión electrónica para mountain bike. El Sram Eagle AXS, como lo hizo con el 1×12, está llamado a revolucionar las bicicletas de montaña.

Si ya parecía sorprendente contar con doce coronas, Sram da una nueva vuelta de tuerca a su trabajo en innovación con su primer grupo electrónico de mtb.

Sram AXS, 1×12 electrónico

De esta forma, la firma americana se vuelve a adelantar a Shimano, con una transmisión 1×12 accionada electrónicamente y en la que se prescinde de los cables.

Concretamente, Sram ha presentado dos grupos: XX1 Eagle AXS y X01 Eagle AXS, los dos de doce velocidades, electrónicos e inalámbricos.

El aspecto del XX1 Eagle AXS es impresionante.
El aspecto del XX1 Eagle AXS es impresionante.

Eagle AXS personalizable

Una de las bazas más importantes de este grupo reside en las posibilidades de personalización. Que se realiza con una aplicación para smartphones. Del mismo modo, este grupo y la aplicación que lo controla son compatibles con la tija Rock Shox Reverb AXS, presentada recientemente.

Este nuevo grupo electrónico heredera la tecnología que se ha afinado en los últimos años en ciclismo de carretera, con el grupo ETap.

Y en su desarrollo han participado 80 ciclistas de diferentes niveles, que se han encargado de poner a prueba en todos los terrenos.

Sin duda, el más conocido de todos ellos es Nino Schurter, a quien se le pudo ver competir la pasada temporada con un prototipo del primer grupo electrónico para mtb de Sram.

El Eagle AXS tiene la opción de montar una cadena y un cassette arcoíris.
El Eagle AXS tiene la opción de montar una cadena y un cassette arcoíris.

Grupo Eagle AXS

El grupo Sram Eagle AXS está compuesto por bielas con plato, cambio trasero, cassette, cadena, cargador y herramienta para ajustar la distancia del cambio a las coronas.

La batería se instala en la parte trasera del cambio y tiene una autonomía de entre 20 y 25 horas, en función del recorrido y la climatología. El mando tiene su propia pila, una batería de botón CR2032, similar a la que montan las cintas de pulsómetro.

Su instalación es bien sencilla y olvídate de regularlo, porque lo hace solo. Simplemente se enciende y el propio cambio se coloca en su sitio.